La nana del ogroAna Martín Ojeda
Introducción:
En todos los países, en todas las culturas, los niños recién nacidos escuchan por primera vez música de parte de los adultos que les quieren, a través de las nanas. Las nanas, esas canciones infantiles cantadas por madres, padres, abuelas, etc., a los bebés con el fin de acunarles y tranquilizarles, son deliciosas melodías con letras sencillas que provocan en los bebés sensación de seguridad y de amor, ayudándoles a conciliar el sueño.
La nana del ogro en particular, es una canción que aprendí el curso pasado en una Escuela Infantil. Gracias a ella descubrí que las nanas son un recurso buenísimo para utilizar en el aula, por lo que desde aquí os animo a que las utilicéis vosotros también con vuestros alumnos.


Letra de la canción:
hijadefiona.jpg
La nana del ogro que ya tiene sueño
la canto y la bailo porque él es mi dueño,
la nana del ogro ya está dispuesta
para que no despierte de su siesta.

Duérmete ogro, duérmete ya,
que las hadas y sirenas no volverán.
Duérmete ogro, duérmete ya,
que las brujas y los duendes te arrullarán.

La nana el ogro la canto bajito
para que muy pronto cierre sus ojitos,
y cuando se duerma me iré despacito
andando y sin ruido, pasito a pasito.

Duérmete ogro, duérmete ya
que las hadas y sirenas no volverán.
Duérmete ogro, duérmete ya
que las brujas y los duendes te arrullarán.




Audiciones:














Aplicación en el aula:

-Esta canción es ideal para utilizarla en la etapa de Infantil, con los más pequeños que todavía continúan echándose la siesta en el cole.Podemos establecerla como una rutina antes de que se acuesten (mientras se quitan los zapatos por ejemplo) o también utilizarla una vez que ya están tumbados, para ayudarles a relajarse y conciliar el sueño.

-Con los más mayores de Infantil, esta canción nos puede resultar muy útil para ayudarles a volver a la calma después de mucha actividad. Les podemos pedir que se sienten y canten con nosotros esta canción para que sin darse cuenta vayan, poco a poco, relajándose y liberando tensiones.


-Por otra parte, en Primaria, la enseñanza de esta canción nos puede servir como hilo conductor para plantearles a los niños una actividad de investigación sobre las nanas en España y en diferentes partes del mundo. Para ello, podríamos proponerles esta serie de actividades:
  • Pregunta en casa por alguna nana que te hubieran cantado de bebé. Apunta la letra y si el idioma materno, (o simplemente el de la nana) no fuera el castellano trata de que te ayuden a traducirla.

  • Reunidos en grupos de cinco escribir las canciones recogidas en una cartulina. Las canciones en otros idiomas (árabe, quechua, rumano, etc.) tendrán a su lado la traducción al castellano.

  • Subrayar los términos comunes en todas las nanas. (niño, duérmete, mamá etc). Escribir esos vocablos comunes en una lista al margen derecho de la cartulina, en las distintas lenguas (si las hubiera).

  • Puesta en común en el aula. Exposición del trabajo realizado en las paredes del aula.

  • Análisis de la actividad sentados en corro:

.¿Te has preguntado alguna vez por qué las madres cantan nanas a los niños para que se duerman?. ¿Por qué crees que las nanas tranquilizan a los niños? ¿Quizá porque se sientan más seguros, o les guste la voz de su madre? ¿Se te ocurre algo más?
. ¿Qué crees que significa el refrán "la música amansa a las fieras?.
. ¿Te has fijado que en todos los continentes existe la misma costumbre de cantar nanas? ¿Crees que tienen la misma intención? ¿Se parecen las letras?.¿Sabías que la mujer africana sujeta a su bebé a su espalda con una especie de sábana o mochila para dormir a su bebé cantando mientras trabaja? De vez en cuando le da golpecitos en la espalda marcándole un ritmo acompasado. La nana de esta forma se vuelve en la más temprana iniciación al lenguaje musical, tanto en su parte melódica como rítmica.


Ampliación de la actividad
* Elaborar un libro de las nanas tratadas en el aula para que todos/as lo tengan en sus hogares.


* Grabar un CD que recoja todas las nanas cantadas por los niños.


* Elaborar un mapa mundi o un mural para situar el origen o procedencia de las nanas.